Valores de densidad

La densidad de la nieve recién caída puede variar significativamente según se trate de nieve seca, a temperatura bajo 0 ºC, o bien nieve precipitada a 0 ºC y con un cierto contenido de agua libre. En este último caso la densidad es hasta un 20 % mayor que aquella de la nieve seca. El valor más bajo de densidad de nieve recién caída es de 0,04 g/cm3. Valores de densidad de nieve recién caída y del orden de 0,05 g/cm3, si bien no son comunes, existen en diversos antecedentes.

Valores de densidad de nieve medidos como equivalente en agua de la precipitación sólida, sobre Tablas de nieve y con la nieve acumulada en las tres primeras horas de precipitación, se encuentran en los rangos de 0,08 a 0,09 g/cm3. Los primeros con temperaturas del aire de pocos grados bajo 0 ºC y sin viento, los segundos con temperaturas cercanas a -10 ºC y viento. En el primer caso la forma de los cristales de hielo es de estrellas dendríticas, en el segundo esencialmente columnas y agujas columnares.

En las acumulaciones niveles de las tres primeras horas ya se produce un metamorfismo ET, de manera que los valores antes señalados probablemente contemplan una cierta densificación inicial del estrato de nieve por este metamorfismo, cuya ocurrencia comienza inmediatamente tras la depositación, y probablemente también una tenue compactación debido a la carga mecánica.

La densidad de la nieve medida en Tablas que acumulan durante seis horas es normalmente del orden de 0,1 g/cm3 y aquella en Tablas de 12 horas del orden de 0,11 g/cm3. Mediciones de nieve en Tablas de acumulación diarias, vale decir períodos de 24 horas, comúnmente entregan valores de 0,13 a 0,14 g/cm3, vale decir nieve con un metamorfismo ET evidente.



Fuente: M.C.-V3 -3

Contacto. registrocdt@cdt.cl (56-2) 2718.7500